Cristaloterapia
Crystal Therapy

Cada cristal o piedra tiene una vibración electromagnética única que facilita la sanación al ubicarse en áreas específicas de tu cuerpo o a su alrededor. Los cristales actúan como canales de energía al permitir que la energía sanadora entre al cuerpo, mientras que al mismo tiempo permite que la energía negativa salga. Al combinarse la Cristaloterapia con otras modalidades energéticas como el Reiki y el Qi Gong, se complementan, refuerzan y realzan mutuamente cuando se intenta sanar el cuerpo, la mente y el alma. Además, pueden usarse para inducir relajación y reducir los niveles de estrés.

El uso de cristales como una técnica de sanación se remonta al menos 6.000 años cuando los antiguos sumerios y egipcios utilizaron varios cristales para prevenir enfermedades y bloquear la energía negativa. El uso del jade en China se ha conocido desde antes de 3.000 AC debido a sus cualidades curativas. Hoy en día, la terapia con cristales es una modalidad de sanación generalizada. Hay más comprensión sobre las cualidades que cada cristal posee con base a su composición, estructura y color.

Los cristales y las piedras usadas para la sanación se pueden colocar en los chakras. Usualmente, el color del cristal seleccionado corresponde al color de cada chakra. Algunos de los cristales más comunes utilizados para la sanación son:

  • Primer Chakra: turmalina negra, hematita, cuarzo ahumado, obsidiana

  • Segundo Chakra: cornalina, piedra lunar, calcita naranja

  • Tercer Chakra: ojo de tigre, citrino, jaspe amarillo

  • Cuarto Chakra: cuarzo rosa, jade, malaquita

  • Quinto Chakra: sodalita, crisocola, calcita azul

  • Sexto Chakra: amatista, lepidolita, lapislázuli

  • Séptimo Chakra: cuarzo transparente, amatista

“Debes ser el cambio que quieres ver en el mundo”. Gandhi