Sanación Energética
Reiki

Reiki

El Reiki es una terapia de sanación energética que activa la capacidad curativa natural del cuerpo para restaurar la salud y el bienestar general. Durante una sesión de Reiki, yo canalizo la energía de alta frecuencia y la administro mediante la imposición de manos. No es necesario que creas en el Reiki para que funcione. Todo lo que necesitas es estar dispuesto a recibirlo.

La palabra Reiki se compone de dos palabras japonesas: Rei, que significa Energía Universal o Conciencia Espiritual, y Ki (o Chi/Qi en China), que significa Fuerza Vital. Así que Reiki es energía sanadora que se compone de energía vital universal. El principio del Reiki se basa en la capacidad del cuerpo para sanarse una vez que se eliminan los bloqueos energéticos.

Hay varias formas de Reiki disponibles; el más común es el método Usui Ryoho original, desarrollado por el Dr. Mikao Usui (1865-1926) en Japón. El Dr. Usui estudió en un monasterio Budista Tendai desde temprana edad y fue también practicante de diferentes artes marciales. Encontró que esta técnica de sanación era muy efectiva, y abrió su primera clínica en Japón en 1922. Usui falleció algunos años más tarde, pero su método de sanación se dispersó rápidamente al resto del mundo.

El Reiki aumenta tu energía vital y elimina tus nudos enérgicos. Esto se traduce en un estado de relajación y bienestar general. El Reiki te puede ayudar a mejorar cualquier condición física, mental, emocional o espiritual. El Reiki es tan seguro que cualquiera puede recibir un tratamiento, incluyendo bebés, animales y plantas. Muchos clientes se quedan dormidos durante mis sesiones. La siguiente es una pequeña lista de algunos de los beneficios del Reiki:

  • Permite una relajación rápida y reducción del estrés

  • Reduce el dolor, tanto físico como emocional

  • Mejora el insomnio

  • Mejora el metabolismo y la digestión

  • Libera emociones reprimidas

  • Ayuda a aliviar los efectos secundarios del tratamiento para el cáncer

  • Fortalece el sistema inmunológico

  • Trae armonía al cuerpo y a la mente

  • Limpia el aura y equilibra los chakras

  • Ayuda con la expansión de la conciencia y el crecimiento espiritual

El Reiki no es una filosofía ni una religión; por lo tanto es adecuado para todos. Además, durante un tratamiento de Reiki sólo fluye energía positiva de alta vibración. Yo combino el Reiki con otras terapias alternativas de sanación, incluyendo Qi Gong, aromaterapia y terapia con cristales para obtener mejores resultados.

Limpieza del Aura

El aura es un campo electromagnético que rodea nuestro cuerpo físico e incluye múltiples capas que están interconectadas. Entre estas capas se encuentran el cuerpo etéreo, el cuerpo emocional y el cuerpo mental. El cuerpo etéreo, el más cercano al cuerpo físico, por lo general es un reflejo de nuestro estado de salud. El cuerpo emocional refleja el estado de ánimo del individuo, así como la respuesta emocional hacia otras personas y situaciones. El cuerpo mental refleja nuestros pensamientos. Es así como todos nuestros pensamientos, emociones y experiencias se reflejan en el aura.

El aura, como campo energético, está cambiando constantemente de acuerdo con nuestra condición física (enfermedad), nuestros pensamientos y temores. La mayoría de las enfermedades comienzan primero con una debilidad en nuestro campo áurico; en particular, en el cuerpo emocional. Las personas con una enfermedad física o mental o aquellos que están emocionalmente trastornados tienen auras débiles, mientras que las personas sanas y felices tienen auras brillantes y fuertes. El aura también funciona como un imán, atrayendo ciertas energías hacia sí misma y a la vez rechazando otras. Así que si tomamos en cuenta la Ley Universal de la Atracción, cuando tenemos un aura fuerte y saludable, atraeremos más de esta vibración alta, mientras al mismo tiempo rechazamos energías densas de baja vibración, y viceversa.

Algunas personas son muy sensibles a las energías sutiles de los demás, y pueden sentir su dolor, miedo y negatividad. Estas energías pueden ser absorbidas por nuestro campo energético, y crear enfermedades emocionales, mentales y físicas. Tratar la enfermedad o el síntoma sólo aliviará la condición temporalmente, ya que no estamos abordando la raíz de la causa.

Hay varias maneras de que mantengas tu aura fuerte y saludable. Un tratamiento de Reiki te puede ayudar enormemente a despejar el aura. Otras alternativas incluyen los baños de sal, la salvia, la exposición al sol y la vibración de algunos cristales. Además, si tienes un estilo de vida saludable que incluya ejercicio al aire libre, una dieta equilibrada, ejercicios de respiración y unos minutos de meditación diaria, hará maravillas a tu campo áurico. También es de mucha utilizad estar pendiente de cómo reaccionas a la gente y a las diferentes situaciones. Ten siempre presente que: "El problema no es el problema. El problema es la actitud hacia el problema”.

Balanceo de Chakras

La palabra Chakra se deriva de la palabra sánscrita que significa "rueda" o "disco". Son ruedas giratorias de luz que absorben y transforman la Energía Universal. Los chakras están ubicados en diferentes partes de nuestro cuerpo, y cada uno tiene además una función física y una función psicológica. Es muy importante que nuestros chakras estén equilibrados, ya que proporcionan la energía necesaria para cada parte del cuerpo que controlan. El sistema de los chakras está directamente conectado al aura. Hay siete chakras principales en el cuerpo humano:

Chakra Primer Chakra o Chakra Raíz (Muladhara): Este chakra se encuentra en la base de la columna vertebral y está asociado con los testículos, el recto, la parte inferior de la espalda, las piernas y los pies. Cuando tenemos un chakra de la raíz equilibrado nos sentimos sanos, aterrizados y seguros. Tenemos la capacidad de relajarnos, permanecer en calma, y nos sentimos cómodos en nuestro propio cuerpo. Un chakra desequilibrado nos hace sentir temerosos, ansiosos o con falta de capacidad para satisfacer nuestras necesidades básicas. Físicamente, un desequilibrio puede manifestarse como un problema de artritis, trastornos de alimentación, estreñimiento y problemas en la parte inferior de la espalda baja o los pies.
Chakra Segundo Chakra o Chakra Sacro (Svadhisthana): Este chakra se encuentra justo debajo del ombligo y está asociado con la vejiga, los ovarios, la próstata, los riñones, la vesícula biliar y el intestino. Un chakra sacro equilibrado nos da estabilidad emocional y nos permite establecer límites. Además, nos permite cuidarnos y querernos más fácilmente, al igual que a los demás. También nos permite adaptarnos mejor al cambio y experimentar una sexualidad sana. Un chakra desequilibrado nos hace sentir emocionalmente inestables, deprimidos o rígidos. También se asocia con disfunción sexual y adicciones.
Chakra Tercer Chakra o Chakra del Plexo Solar (Manipura): Este chakra se localiza en el centro del diafragma donde las costillas se unen, y se asocia con el páncreas, el hígado, el estómago, las glándulas suprarrenales y el bazo. Cuando tenemos un chakra del plexo solar equilibrado, estamos seguros de nosotros mismos, somos responsable y alegres. El ego está equilibrado y nos sentimos empoderados, dueños y responsables de nuestras vidas. Un chakra desequilibrado se manifestará como baja autoestima, indecisión y falta de disciplina. También nos convierte en personas controladoras y arrogantes. Los problemas físicos derivados de un chakra desequilibrado pueden ser diabetes, acidez estomacal, úlceras y fatiga crónica.
Chakra Cuarto Chakra o Chakra del Corazón (Anahata): Este chakra está localizado en el centro del tórax y está asociado con el timo, el corazón y los pulmones. Con un estado equilibrado, somos personas compasivas, cariñosas y agradecidas. Si por el contrario tenemos un chakra desequilibrado, nos vuelve co-dependientes, celosos, críticos, intolerantes y nos cuesta trabajo perdonarnos a nosotros mismos y a los demás. Físicamente, un desequilibrio puede manifestarse como un problema cardíaco o asma.
Chakra Quinto Chakra o Chakra de la Garganta (Vishuddha): Este chakra se localiza en el área de la garganta y está asociado con las glándulas tiroides y paratiroides, el cuello y todas las áreas alrededor de la boca y las orejas. Es la fuente de la expresión verbal, por lo que un estado equilibrado significa que somos buenos oyentes y unos comunicadores claros de nuestra verdad. Un chakra desequilibrado puede manifestarse como miedo a hablar, timidez y el uso palabras tóxicas. Físicamente, un desequilibrio puede manifestarse como problemas de garganta, desequilibrios tiroideos, opresión de la mandíbula y el cuello, e infecciones del oído.
Chakra Sexto Chakra o Chakra del Tercer Ojo (Anja): Este chakra se localiza entre las cejas y está asociado con la glándula pituitaria, los ojos, el cerebro y el sistema nervioso. Cuando nuestro sexto chakra está equilibrado, somos intuitivos, perceptivos y tenemos mejor capacidad para discernir. Si tenemos un chakra desequilibrado, nos falta imaginación, o por el contrario podemos tener alucinaciones, dificultad para concentrarnos, y podemos confundirnos fácilmente. Físicamente, puede presentarse con problemas de sinusitis, visión borrosa y dolores de cabeza.
Chakra Séptimo Chakra o Chakra de la Corona (Sahasrara): Este chakra se localiza en la coronilla de la cabeza y está asociado con la glándula pineal y la corteza cerebral. Este es el chakra de la conexión espiritual con nuestro Ser Superior. Con un estado equilibrado viene la expansión de la conciencia, la inteligencia, una mente abierta, la reflexión y un sentido de conexión espiritual. Un chakra desequilibrado puede manifestarse como dificultades de aprendizaje, sistemas rígidos de creencias y falta de conciencia espiritual. Físicamente, un desequilibrio puede manifestarse como migrañas, dolores de cabeza, tumores cerebrales y amnesia.

Cuando tienes un desequilibrio de uno o más chakras, tu energía no puede fluir por tu cuerpo. Esto tendrá un efecto que va a manifestarse de acuerdo con el chakra involucrado. Por ejemplo, si tienes un problema con tu peso corporal puede ser el resultado de tener un desequilibrio en el chakra raíz, mientras que si tienes problemas para expresarte puedes tener un desequilibrio en el chakra de la garganta.

Las enfermedades físicas también pueden ser el resultado de chakras desequilibrados. Inicialmente muchas enfermedades comienzan con pensamientos negativos continuos que se convierten en energía densa dentro del campo áurico. Con el tiempo, estas formas de pensamiento pueden manifestarse primero como un trastorno emocional o mental, y luego eventualmente se manifiestan físicamente. Esta es la razón por la cual es tan importante que mantengas el aura sano y el sistema de chakras equilibrado.

Además de utilizar un sanador energético para balancear los chakras, algunas de las maneras más eficientes de mantener nuestros chakras en armonía incluyen:

  • Sentirnos agradecidos por todo lo que sucede en nuestras vidas, incluso por las cosas que no parecen justas

  • Ser fieles a nosotros mismos; actuar de acuerdo a nuestra verdad

  • Enfocarnos más en lo positivo y menos en lo negativo

  • Meditar

Qi Gong

Qi Gong

También es conocido como Chi Gong. Se ha practicado durante más de 4.000 años y ha contribuido en el desarrollo de otras modalidades terapéuticas, incluyendo Reiki, Reflexología, Acupuntura, Yoga y Tai Chi. El Qi Gong médico es una técnica de sanación que me permite canalizar Qi (o Ki en japonés), de manera similar a como ocurre en Reiki. Es una práctica de sanación alternativa que utilizo combinada con otras modalidades como el Reiki y la Terapia con Cristales para aumentar aún más sus beneficios.

Qi Gong significa Cultivo de la Fuerza Vital y se usa tradicionalmente en China para cultivar y equilibrar el Qi (energía o fuerza vital). En tiempos antiguos, la práctica de Qi Gong fue desarrollada por razones preventivas/curativas, espirituales y para entrenamiento en artes marciales. Hoy en día, el uso del Qi Gong se ha extendido por todo el mundo y millones de personas lo practican como una forma de vida. En China, el Qi Gong se considera una técnica médica estándar y se incluye como parte del plan de estudios médicos en algunas de las principales universidades del país.

El Qi Gong estimula la energía de sanación de tu cuerpo a través de un flujo balanceado de Qi. La Medicina Tradicional China identifica doce meridianos principales corporales que son considerados como la red de distribución de energía. El Qi fluye a través de estos meridianos que están ligados a los órganos del cuerpo. Cualquier disminución o desequilibrio en tu Qi podrá crear enfermedad, y tu salud se puede restaurar mediante la eliminación de cualquier bloqueo, con la consecuente corrección del flujo natural de Qi.

Los beneficios son muy similares a los del Reiki, y se usa con frecuencia para mejorar condiciones como insomnio, dolor crónico, trastornos de estado de ánimo, hipertensión, diabetes y estrés. La terapia se puede adaptar a las necesidades individuales durante la recuperación de una enfermedad o lesión. El Qi Gong es seguro y todas las personas pueden beneficiarse de su uso.

“Si quieres encontrar los secretos del Universo, piensa en términos de energía, frecuencia y vibración”. Nikola Tesla